jueves, 24 de enero de 2008

Revolución

'

Las Revoluciones cambian el curso de la Historia


Pero yo no quiero hablar de revoluciones políticas o sociales, q cambian la historia de pueblos, naciones o de toda la Humanidad. Hablo de revoluciones personales, q cambian el curso de nuestra propia historia, de nuestra vida. Aunque a veces estas últimas sean responsables de causar luego aquellas.

La revoluciones personales son hechos bruscos, imprevisibles, q rompen con la situación q vivimos en un momento determinado. Las podemos provocar nosotros, o aprovechar algún motivo concreto, positivo o negativo, para llevarlas a cabo. Al fin y al cabo razones hay muchas: mejora laboral, familiar, amor, liberación, miedos…

En mi vida no ha habido muchas revoluciones personales. Más bien parece q mi historia estaba escrita desde mucho antes de q yo naciera. Sólo tengo una revolución, q en un principio fue digna de ser contada, puesto q parecía ser una gran revolución. Pero como suele pasar con las revoluciones drásticas, vienen seguidas de contrarrevoluciones aún más drásticas, q no sólo anulan todo lo conseguido durante la época revolucionaria, sino q también provocan la pérdida de cosas buenas q se tenían con anterioridad. Por eso mi revolución ya no es tan digna de ser contada, porque fue una revolución fracasada. No sólo no conservé nada de ella, sino q perdí aún más.

Pero sea como sea, debemos estar orgullosos de nuestras revoluciones. Cualesquiera q sean los motivos, y cualesquiera q sean los resultados. Porque las revoluciones personales nunca se hacen con la cabeza, siempre se hacen con el corazón.


.

3 comentarios:

El Peruano Dorado dijo...

Te invitamos a conocer el fracaso literario menos resonante de todos los tiempos: Ferrante Kramer, el Peruano Dorado. Estamos en http://ferrantekramer.blogspot.com/. Esperamos hacerte reír un buen rato.

Patricio y AlexB (Los autores)

Cositas dijo...

Aunque en ese momento, el de la revolución personal...te sientes viva, viva...sobre todo si tú estás accionando la palanca del cambio y no te viene desde fuera. Siempre sabrás que al menos, una vez, lo intentaste.
Y con eso, algo habrás ganado.
(Preciosa canción de la Chapman)

J.Himilce dijo...

Pues sí, si q merece la pena... y además es algo q jamás se olvida... por eso digo q hay q estar orgulloso de nuestras revoluciones, porque por encima de todo, son eso, nuestras.