domingo, 10 de noviembre de 2013

Así nos enseñaron






- Déjame decir sólo esto, ¿ok? Esa mujer estaba en el mostrador tomando una muestra tras otra, ¡probó 10 sabores diferentes! 
- Está permitido hacer eso.
- Está permitido probar los helados gratis, tal vez uno o dos, pero ¡no abuses de tu privilegio! Ella abusó de su privilegio para probar sabores. ¿Y sabes qué más? Estaba preocupado por la mujer que atiende en el mostrador.
- Si hubiese tenido un problema con ella no crees que le diría "disculpe señora..."
- ¡No, no! Porque le enseñaron que el cliente siempre tiene razón. Y en realidad, el cliente, por lo general es un imbécil y gilipollas.

Larry David - Temporada 6 Capítulo 3


Nos pasa lo mismo con el sistema. Nosotros estamos en el mostrador, y el sistema es nuestro principal cliente. Y dejamos que abuse de nosotros porque así nos enseñaron.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Fuck you



La vida es una puta mierda y no hay nada que se pueda hacer. Simplemente aguantar hasta donde se pueda y cuando no se pueda más, reventar. Que ya habrá otro que siga aguantando lo que ya no pudiste aguantar tú.




 

sábado, 7 de septiembre de 2013

Dualis



Cada vez con mayor frecuencia utilizábamos el pronombre nosotros. Es una palabra curiosa. Mañana voy a hacer tal cosa, se dice. o se pregunta al otro: ¿qué vas a hacer ? Eso es lo lógico y fácil de entender. pero de repente decimos nosotros, y con la mayor naturalidad. <<¿Vamos en barco hasta las Langoyene a nadar>> <<¿O nos quedamos en casa leyendo?>> <<Nos ha gustado esta obra de teatro, ¿verdad?>> Y un día <<¡Somos felices!>>.
Al usar el pronombre nosotros ponemos a dos personas detrás de una acción común, casi como se tratara de un solo ser compuesto. En muchas lenguas se emplea un pronombre específico cuando se trata de dos -y sólo dos- personas. Ese pronombre se denomina dualis, o dual, que significa lo que es compartido por dos. Me parece un pronombre muy útil, porque a veces no se es ni uno ni muchos. Se es nosotros dos, como si ese nosotros no pudiera partirse.

Al introducir el dualis introducimos unas reglas completamente nuevas. <<¡Vamos a dar un paseo!>> Así de sencillo, nada más que cinco palabras que, sin embargo, describen un proceso cargado de contenido y que interviene profundamente en la vida de dos seres sobre la Tierra. Y no sólo se trata de un ahorro en número de palabras, sino también de un ahorro energético. <<¡Vamos a darnos una ducha!>> <<¡Vamos a comer!>> <<¡Vamos a dormir!>>. Cuando se habla así no necesitaremos más que una sola ducha, cocina o cama.

Joestein Gaarder - La joven de las naranjas.



Leo esto y pienso: es jodidamente bonito. Un segundo después, que es jodidamente mentira.



domingo, 1 de julio de 2012

31



Tonight,
we are young
so let's set the world on fire,
we can go brighter than the sun



Somos jóvenes, aún
podemos brillar más que el sol...


 

sábado, 23 de junio de 2012

Se acabó

No me interesa tu mundo, ni me interesa tu gente. Puede que a veces le tome cariño a alguien, pero casi siempre es como tomarle cariño a una tortuga acuática: puedes observarla al sol de la terraza pero no puedes sentirte acompañado por ella. Yo no necesito a nadie; tú sí: tú necesitas un público que te admire, espejitos que reflejen distintas facetas de tu grandeza: mujer, hijos, amante, padres, amigos, clientes, empleados, viajar en primera, ganar medallas, tocar a Debussy, conducir un Lotus, satisfacer sexualmente a las mujeres. Yo no: ¿y sabes por qué?, porque la única manera en que el común de la gente puede admirar es sólo una forma velada de envidia, y yo no quiero que me envidien: me da asco, me da vergüenza, me repatea. Y te voy a decir más: es posible que durante un tiempo sí estuviera enfermo: enfermo de soledad, como el Patito Feo, o como un neandertal erguido y lampiño en un mundo de cromañones; tan enfermo que incluso llegué a recorrer el planeta tratando de encontrar al resto de los cisnes. Pero descubrí que no hay cisnes, apenas uno o dos por cada cien patos, lo mismo aquí que en Yakarta, y me costó aceptarlo, pero terminé por hacerme a la idea, Desde entonces siento preferencia por aislarme de ese mundo que habéis inventado tan mal. ¿Qué me propones?: ¿sustituir la cerveza por el gimnasio, el Metaphisical Club por un coche llamativo, las putas por una esposa a la que sólo le interese como progenitor y una amante que me la chupe de vez en cuando para compensar? Gracias pero ya estoy hecho a lo mío, disfruto de la vida a mi manera y eso es mucho mñas de lo que puede decir la mayoría.


Lo mejor que le puede pasar a un cruasán - Pablo Tusset



He llegado a un punto de ruptura a partir del cual no se puede seguir estando a ambos lados de la línea que separa mi mundo del resto de los mundos. No soy tan exagerado como Pablo Miralles, ni siquiera puedo decir que sea feliz con mi forma de vida, pero ser un iluso entre tantos secretos y mentiras me está matando. Y se acabó.