domingo, 10 de febrero de 2008

Pequeños momentos

.

Cada día que pasa me doy cuenta de lo que hay que valorar el presente y esos pequeños momentos, que son los q más valen.
.
..




.

Como cuando vi esta película. Recuerdo q fue una mañana en época de exámenes. Todos se habían ido, y yo me quedé solo en casa para estudiar. El examen era de Farmacología I, una asignatura difícil y aburrida de estudiar. El caso es q vi el DVD encima de la mesa. Alguien, y digo alguien sabiendo quien es, porque además no podía haber sido otra persona, me la había dejado.
.
Así q dejé de lado los apuntes de clase y me puse a verla... y me encantó. Empecé sentado en un sillón y terminé en el suelo con las lágrimas saltadas. Cuando acabó le mandé un mensaje a ese alguien dándole las gracias por haberme dejado la película.
.
.
Momentos como ese son los q merecen la pena, y hoy vuelvo a darle las gracias por ese y tantos otros momentos q hemos pasado juntos.
'
Gracias linda.
.

7 comentarios:

Daniela dijo...

Creo que ese tipo de señales son las que nos marcan el rumbo del camino...
saludos

Nausicaa dijo...

:) Es que es una peli muy bonita...

Los buenos momentos fueron para ambos, no tienes q darmelas gracias.

besos

J.Himilce dijo...

Daniela:
yo diría q dejan las huellas señaladas en el camino, para q si en algún momento nos perdemos, podamos volver...

Un saludo

Nausicaa:
Y espero q aún podamos compartir muchos más, :P

Besos

Madame Vaudeville dijo...

Dios, pero qué casualidad más grande... Esta es una de mis películas favoritas, junto con Big Fish... Ahora estoy de gira... cada día, en el coche, mientras vamos a llevar la obra de teatro de un pueblo a otro ... ésta es la música que suena durante el viaje, la banda sonora. He vivido tantas cosas con la música de Amelie de fondo...
El chico que conduce no los conocía: ni a Tiersen ni a Amelie Poulain...
El viernes le dejé la película y este domingo, justo este domingo, la vio y me agradeció tanto el descubrimiento como usted a mi princesa Nausicaa...
Un abrazo enorme para los dos.
(Si cuando yo digo que tengo que conocer a Nausicaa... por algo será... Y por lo que veo, a usted también)
Mua!

J.Himilce dijo...

Madame, q tal? Espero q le vaya muy bien en su viaje...

Amelie y Big Fish... umm, q coincidencia, verdad? Son dos películas q hacen q uno vuelva a creer en el ser humano, no cree? Yo no pude ir a verla en el cine, y aunque tenía muchas ganas, así q me la dejó esa pricesa de las ilusiones q es Nausicaa.
Y la música... no dejaré de sentir cosquillas en la barriga por mucho q escuche la BSO de Amelie.

Jeje, pues nada, cuando quiera quedamos los tres, usted, Nausicaa y yo para tomar lo q sea...

Gracias! Ahora pondré un acceso desde mi página a la suya, q ilusión!

Un beso, muac!

Ex Traño dijo...

bueno, bueno asi que Amelie Poulain
ya veo que nos unen mas cosas de las pensabamos, a Naussica, a Madame y ahora le descubro a ud. mounsier Himilce, yo confieso que cada vez que el gris se vuelve color dominante en mis vida, le doy al play y dejo que Amelie y su magia me vuelvan a contagiar su aprecio por la vida y las pequeñas cosas....
y cuando acabo cojo mi acordeón e intento imitar a Yann Tiersen para sentirme aún más feliz...
un placer este descubrimiento
hasta ahora

J.Himilce dijo...

El placer es mío al verle asomar por El Libro.

Exactamente, son esas pequeñas cosas las q rompen con la monotonía, devolviendole el color a la vida... Ya somos cuatro admiradores de Amelie y de lo q significa.

Tiene usted un nombre curioso... da q pensae. Ya me perdí en sus fotos egipcias...

Espero verle más asiduamente por aquí.Un saludo.