lunes, 30 de julio de 2007

Enigmas del Corazón

'
Todos tenemos a alguien q nos ama. Lo sabremos al apoyar la cabeza sobre su pecho. Entonces oiremos como los corazones laten con la misma fuerza, con el mismo ritmo, al unísono, y ya nada ni nadie los podrá separar, porque no serán dos, sino un sólo corazón q alimentará dos vidas para un amor.

Por eso, si alguna vez una mujer apoya su cabeza en mi pecho, no pensaré q está loca... esperaré q nuestros corazones latan juntos y entonces sabré q ella es mi amor verdadero.

2 comentarios:

Madame Vaudeville dijo...

Joooooo, me he emocionado un poquito al leerlo. :) Es precioso. Y sí que me recuerda a las utopías amatorias de Baricco y su Océnao mar... Ojalá me pase algo así alguna vez... necesito encontrar a alguien que me quiera de verdad y no crea que estoy loquita por creer en señales y en sueños...
Le abrazo, J. Himilce.
Estoy encantada de haberle conocido, aunque sea así, virtualmente :)

J.Himilce dijo...

Seguro q lo encuentra... sólo q quizás todavía no se ha cruzado con él... esté alerta!
Un beso Madame, aunq sea sólo un beso virtual, jeje!

Muuuuak!