jueves, 4 de septiembre de 2008

La Puerta (II)

'
La noche estaba tan oscura q el mar y el cielo formaban una sóla inmensidad negra, salpicada aquí y allá con estrellas en el cielo y luces de barcos en el mar.
'
Sentado en el muro de defensa del viejo faro, justo encima de donde las olas se batían incansablemente en su lucha por conquistar un poco más de tierra, esperaba Joel. Muriel apenas podía distinguir una sombra en la oscuridad. Se acercó hasta donde él estaba, y se apoyó en en el muro, a su lado, sin decirle nada. Él tampoco habló. Después de tanto tiempo, de tantos años, de tantas cosas q tendrían q haberse contado, ninguno de los dos sabía por dónde empezar. Pero no importaba. Aunq ellos mismos no sabían qué decir, los dos sí sabían qué habría dicho el otro. Por lo tanto , sobraban las palabras.
'
Cuando llevaba un rato apoyada, Muriel decidió subierse al muro y sentarse junto a Joel. Esperó un momento, sólo el tiempo de una respiración entrecortada, el de una estrella fugaz pasar, el de unas miradas cruzadas, y apoyó su cabeza en el hombro de Joel. Él pasó su brazo por detrás de la espalda de Muriel, y quedaron abrazados. En ese instante, ambos sitieron un breve cosquilleo en el estómago, y se miraron, y sonrieron, y aunq otra vez permanecieron callados, tmb supieron q les había pasado lo mismo.
'
Y de esa forma, abrazados y en silencio, permanecieron hasta q la noche se convirtió en alba, y el agua del mar en rocío.
.

8 comentarios:

Divagando dijo...

¡Cuánto se dice con un abrazo sin necesidad de palabras!!
Te dejo un abrazo de amiga.

nanuk dijo...

Esas dos líneas finales son tan lindas que han hecho que me sintiera Muriel en ese preciso momento. Gracias por las cosquillitas en el alma. Besos

pd. Una de mis mejores amigas se llama Muriel. Me encanta el nombre!
;)

J.Himilce dijo...

Chus:
Gracias! Q bien viene los abrazos de los amigos, verdad? De esos fuertes, fuertes... Otro abrazo pa ti, y un besi!

Nanuk:
Lo q siempre me cuesta más trabajo es poner nombre a los personajes... en este caso no. Me gusta Muriel, y creo q le va bien al personaje. Según he leído (no se si será o no cierto) es de origen irlandés, y significa Brillante como el Mar. Por eso me decidí por él.

Un beso, guapa! Y gracias a ti por tus palabras, jeje! Muak!

Edurne dijo...

Muchas veces sobran las palabras y faltan abrazos. El silencio dice mucho de quien lo practica.
Muy bonito.
Un beso.

Nausicaa dijo...

:) Que lindo! Que guarden el moneto como un tesoro, es muy dificil encontrar momentos perfectos como ese.

J.Himilce dijo...

Edurne:
Yo no sabía abrazar... es decir sí sabia, pero no con la profundidad q luego aprendí, con el significado q me enseñaron. Desde entonces es mi gesto de cariño preferido.
Un buen abrazo para ti.

Nausicaa:
Gracias linda. Esos momentos no se olvidan... no se pueden olvidar... como dices, son tesoros.
Besos

karen dijo...

Suspendidos en ese momento, se guardaron ese silencio cómplice, tan lleno de significado...

No hay nada mejor que un buen abrazo, pero de esos que vienen sin pedirlos cuando los necesitamos...

Me gustó...

J.Himilce dijo...

Gracias Karen! Abrazar a alguien es acercar nuestro corazón al suyo :)