martes, 16 de junio de 2009

Cosas que escribiría...

'
Según la historia de Aristófanes que sale en El Banquete de Platón, en el mundo existían tres clases de seres humanos. El mundo no estaba compuesto por hombres y mujeres, sino por hombres-hombres, hombres-mujeres y mujeres-mujeres. Es decir, que un ser humano comprendía dos personas de ahora. Y así vivían todos satisfechos y felices.
Sin embargo los dioses los partieron a todos con un cuchillo por la mitad. De un corte limpio. Como resultado, el mundo se dividió en hombres y mujeres, y desde entonces los seres humanos van corriendo desesperados de un lado para otro buscando la mitad que les falta.
'
'
Kafka en la Orilla - Haruki Murakami
'
'
'
'
'
'
Hace tanto calor que alargamos la siesta hasta bien entrada la tarde...
'
El ventilador no puede evitar que el sudor haga brillarnos la piel desnuda. Tú duermes, o haces q duermes. Yo también duermo, o hago q duermo, contigo. Pero la tentación es grande, y la curva de tu espalda es mucha curva. Sonrío al ver cómo responde tu piel cuando mi dedo se desliza por ella. Y te beso en el brazo, a la altura del hombro. Sabes a sal.
- ¿Qué haces, tonto? -
- Chuparte; estás salada.
- Qué tonto…
Te vuelves dejándome ver la cara A de tu cuerpo, la de los pechos pequeños, la del ombligo redondo, la del vello rizado. Es uno de esos momentos que me gustan recordar. Uno de esos momentos que no se olvidan. Ambos nos miramos y ninguno de los dos decimos nada. Pero sabemos qué va a pasar.
'
Hace tanta calor que alargamos la siesta hasta bien entrada la noche...
'

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Siempre me ha gustado lo de los seres circulares, creo que se desplazaban haciendo una especie de piruetas, pero ya no sé si eso lo leí o me lo imaginaba yo. Aunque es muy bonito no me gustaría del todo que fuese cierto, no debería haber sólo una persona que nos complete, que pasaría entonces si jamás la encuentras, nunca podríamos ser felices?

El resto del texto es tan sensual, wow! y lo de prolongar la siesta hasta la noche ni te cuento la envidia que me ha dao!!

Cristina.

Anónimo dijo...

Ay, si ya no hay palabros de verificación, eres el mejor!!! jajaja

Un besazo!!

C.

J.Himilce dijo...

La verdad es q no, a mi tampoco me gustaría q sólo hubiese una persona q nos complete. Es bonita esa expresión verdad... encontrar a alguien q nos complete... eso sí me gusta.

Uf, lo de la siesta me da envidia hasta a mí mismo, q dentro de na me tengo q ir again hasta la noche... esas siestas quedan pa los domingos, aunq tan sensuales hace tiempo q nanai... jajaja!

La palabra de verificación... vuestros deseos son órdenes... :P

¡Besis Cris!

daniela dijo...

Creo que Aristófanes entendía muy bien el sentido de la vida. Y así ya todo tiene más relación.

Oceanida dijo...

Los dioses siempre fastidiando!

Me gusto tu relato y la siesta mas...

Besos enteros.

J.Himilce dijo...

Daniela:
Q bien verte por aquí... Aristófanes era un tío muy listo, sin duda... :)

Oceanida:
Lo mismo te digo, encantado de volver a verte por aquí... tengo q pasarme por tu blog, hace tiempo q no lo visito... espero q estés bien.
Los dioses se aburrían y tenían q entretenerse con algo...

¡Un beso, entero tmb!

Ex Traño dijo...

me has trasladado totalmente al sitio de mi recreo......

buenisimo....
gracias y un saludo

NoSurrender dijo...

Es una historia muy interesante la de Aristófanes. El filósofo alemán Sloterdijk lo retoma para explicar que el concepto de perfección y belleza se explica por la "carencia", por la falta permanente de algo que es nuestro (tras esa separación). Y el amor y el Eros es la unión con lo que los dioses nos arrebatan.

Salud!

illeR dijo...

Ohhh...siesta....babas.. :)___

voy a tener que leer a Murakammi yo tambien a ver si a mi tambien me inspira relatos tan apañaos como los tuyos o de Nausicaa.

J.Himilce dijo...

Ex Traño:
Jeje.. me alegro hombre, gracias!

NoSurrender:
Sin duda sabes mucho más de filosofía q yo... me gusta esa idea del amor... enamorarse de alguien es como recuperar lo arrebatado... volver a ser perfecto al superar la separación. Es bonito.
Salud!

J.Himilce dijo...

IlleR:
Jeje.. me gusta como escribe Murakami. Crónica del pájaro que da Cuerda al Mundo me gustó mucho. Sin embargo Kafka en la Orilla tiene un capítulo muy desagradable, y aunq en conjunto el libro me está gustando, no te aconsejaría leerlo.