lunes, 2 de febrero de 2009

Abuelo

´
Hoy hace dos años que murió mi abuelo. Recuerdo casi todo de aquella noche, mi primera guardia nocturna. Mi abuelo estaba ya muy mal, y por eso me quedaba yo solo en la farmacia, para que mi tía, como el resto de mi familia, pudiera estar con él todo el tiempo posible.
'
Pero yo no estuve solo: mis amigos vinieron para pasarla conmigo. Creo que nunca se lo agradací lo suficiente. No sólo me acompañaron esa noche, sino también el día siguiente y siempre. Y realmente todo fue mucho menos duro con ellos al lado.
Gracias, Juan, Andrés y Marina.
'
Otro amigo mío, Paco, escribió tras su muerte algo muy bonito sobre él en su blog. Unos días después yo le contesté.
Hoy quiero que aquellas palabras con las que contesté a mi amigo Paco, sirvan para recordar a mi abuelo Curro.
'

'
"Hola Paco. Me hubiera gustado escribirte antes, pero la verdad es q se me ha hecho bastante difícil ponerme delante de un ordenador para escribir sobre mi abuelo. Y es q aún no he asimilado el hecho de q se haya ido.
No puedo creer q al llegar a su casa, la casa de mis abuelos, mi casa, no lo encuentre sentado en su sillón, medio dormido con la tele puesta, las muletas apoyadas en la pared, esperando a q llegue alguien para mandarle hacer cualquier cosa. Y aunque últimamente estaba un poco cascarrabias lo hecho mucho de menos.
Uno no sabe lo importante q son las personas q lo rodean hasta q por uno u otro motivo se van. Supongo q siempre quedan los recuerdos, porque ahora, todos estos días, me vienen a la mente muchas cosas de esas q uno, sin saberlo, tiene guardadas en el fondo del corazón.
Y me sorprendo viéndome a mí mismo en la esquinita de la barra del bar del Duque, el de mi abuelo, bebiendo casera blanca en un vasito pequeñito; o yendo con él al Banesto de la Campana, o a la plaza de abastos a comprar fruta; y en el bar de "los niños" a donde me llevaba todos los días al recogerme del colegio, a tomarme mi montadito y mi coca cola; y cuando fuimos a recoger mi coche, q él me regaló... uf y otras tantas cosas.
Y es q al fin y al cabo mi infancia tmb son recuerdos de un patio de Sevilla. Ese patio q tú nombras, Paco, y q a mí no me parece tan pequeño, porque ha sido mi estadio de fútbol, mi plaza de toros, mi barco pirata y mi campo de batalla. Y en él he sido más feliz q en ningún otro lado en mi vida."
'
.

7 comentarios:

Nausicaa dijo...

:)

J.Himilce dijo...

Gracias.. :P

sonita dijo...

Qué carta más bonita,yo también perdí a mis dos abuelos hace dos años.Ánimo

Divagando dijo...

Muacksssss.

J.Himilce dijo...

Muacksss!

nanuk dijo...

Te abrazo. Y muy fuerte.

J.Himilce dijo...

Gracias... un abrazo y un beso.